Almagro, buscando acercar el concepto de “vivir el barrio”, ya que la ubicación de sus proyectos es un factor clave a la hora de elegir un departamento, tenía el desafío de acercar el barrio a prospectos dentro de la sala de venta aprovechando y capitalizando los “micro momentos” de espera. Para ello creamos una experiencia interactiva ilustrada que utilizaba como soporte una pantalla touch, la cual permitía a los usuarios “respirar” el barrio y visualizar cómo podrían ellos satisfacer en él las necesidades que se desprenden de su estilo de vida tan de día como de noche.