Clínica Las Condes, al ser una clínica privada de alta calidad, no es la alternativa más asequible y muchos la ven como una clínica poco cercana y muy asociada a un “negocio”, lo que genera poca empatía hacia su comunicación. Dado esto, teníamos el desafío de mejorar la cercanía y familiaridad con el target y aprovechamos la contingencia del mes de marzo, para generar una acción que llevara el discurso de la marca a la práctica, entregando una experiencia de valor a sus usuarios, que nos permitió aumentar significativamente el engagement con nuestra comunidad.