Para dar a conocer las nuevas versiones de la Familia E y C de Motorola, la agencia aposto por la disrupción como una forma diferente de comunicar los mismos. Así, tomo la declaración de la marca, presentando una campaña que se hiciera cargo de la problemática que sufre la mayor parte de las personas; la dependencia al smartphone.
Se planteo una propuesta que generará conciencia sobre el uso adecuado del smartphone, para que usemos la tecnología para vivir, pero que esta no se convierta en nuestra vidas. Entregamos una reflexión con un mensaje claro y potente, con la fuerza del JAZZ – RAP y con la firma de una de las marcas de teléfonos celulares más importantes en el mundo. Los encargados de dar vida y ritmo a esta innovadora campaña fueron el trío de rap Liricistas -ganadores de los premios Pulsar 2017-, quienes invitan a los usuarios a volver a saludar al mundo y a reconectarse con la vida, utilizando el smartphone como parte de los momentos. Todo esto a través de un videoclip que logro mas de 844.000 reproducciones.