Para ayudar a los futuros propietarios de Almagro a encontrar su departamento ideal, creamos una máquina de Rube Goldberg interactiva que los guiaba por diversos caminos hasta una recomendación personalizada.