El reto fue revivir la esencia de las Reebok Classic, llevándolas al lugar donde está nuestro target: los amantes de lo clásico y las nuevas tendencias. Para esto, trabajamos en afiches coleccionables -diseñados por el publicista chileno especializado en lettering, Matías Jorquera- que pegamos en barrios urbanos de Santiago, Concepción, Viña del Mar y La Serena. En ellos, invitamos a subir una foto con el afiche a Instagram y Twitter con #EstoEsClassicCL para participar por entradas al evento de lanzamiento de las zapatillas, donde cantó Mc Jet Marte. Además, publicamos un video en redes sociales con el proceso de creación de los posters, para motivar a la comunidad a salir en su búsqueda.

Conseguimos más de 4.300 interacciones con la marca, 12% de conversión de personas que subieron su fotografía y un crecimiento orgánico de la comunidad.